Alfa y Omega

 

Por: Rev. Brian Kocourek

 

MALAQUÍAS 3: 6 Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.

 

HEBREOS 13: 8 Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por siempre.

 

APOCALIPSIS 1: 8 Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.9 Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. 10 Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, 11 que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea.

 

APOCALIPSIS 21: 6 Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. 7 El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.

 

APOCALIPSIS 22: 12 He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra. 13 Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último. 14 Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad.

 

La Doctrina de la Biblia que trata de la verdad fundamental de “Alfa y Omega” es completamente la revelación más importante que nosotros podemos recibir de Dios. De hecho en la siguiente cita oiremos al hermano Branham teniendo varios puntos los cuales consideraremos.

 

Punto #1. El dice, “es la más Grande de todas las revelaciones” porque nos enseña la Deidad Suprema del Señor Jesucristo. 

 

Punto #2. El dijo, “es la primera cosa que Ud. tiene que conocer,” porque tiene que ver con la Deidad Suprema del Señor Jesucristo. El dijo, “Yo soy el Alfa y la Omega, la primera de toda las revelaciones.” Ud. tiene que conocer de Quien es El, de manera que Ud. pueda reconocer Su voz cuando lo oiga.

 

Punto #3. El dijo, “Yo soy el Principio y el Fin. Yo soy el Alfa y la Omega, el Primero y el Ultimo.” Por tanto, lo que El hizo al principio él tiene que hacerlo  en el último, porque  El no puede cambiar.

 

VISIÓN DE PATMOS  69-130 60-1204E 143 076 “En el Espíritu en el día del Señor.” Ahora, escuchemos esto. ¿Ahora, qué? ¿Y qué  estaba él haciendo? El fue transferido de la isla, en el Espíritu, al día del Señor. Y tan pronto como el entró en el día del Señor, el escuchó una trompeta. ¿Qué es? Es Alguien acercándose. Un gran personaje esta acercándose. La trompeta suena, alguien viene. ¡El miró! ¡Aleluya!... La  trompeta, “Que decía, Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último… (No el anuncio de la segunda parte, o la tercera parte, sino la única parte. “Yo soy ambos Alfa y Omega...; (antes de que yo te muestre cualquier cosa, ¡Yo quiero que tu sepas Quien soy Yo.” Amén.) La más grande de todas las revelaciones es la Deidad, la Suprema Deidad de nuestro Señor Jesucristo. Uno no puede llegar a la primera base hasta que crea eso, y salir... Eso es lo que dijo Pedro: “Arrepiéntanse y entonces vean la Deidad. Sean bautizados en el Nombre de Jesucristo para la remisión de sus pecados, y entonces están listos para entrar en el Espíritu”. La primera cosa que Ud. tiene que conocer es la Deidad de Cristo. “¡Yo soy el Alfa y la Omega! Yo soy de la A hasta la Z, no hay más que Yo. Yo estaba en el principio. Yo estaré en el fin. Yo soy el que era, que es, y que vendrá, el Todopoderoso”. ¡Píenselo! Eso es lo que la trompeta dijo.

 

145 077 ¡Ten cuidado Juan! Has entrado en el Espíritu, algo te va a ser revelado. ¿Qué es? Una trompeta sonó, la primera cosa: “Yo soy el Alfa y la Omega”. La primera de todas las revelaciones. (Oh pecador, inclínate, arrepiéntete ahora antes que sea demasiado tarde) “Yo soy el Alfa y la Omega”. Esa es la primera cosa que El le hizo saber, Quien era El. (¿Quién es este acercándose? ¿Es el Rey Jesús? ¿El Rey Dios? ¿El Rey Espíritu Santo?) El dijo: “¡Yo soy todo eso! Yo soy de la A hasta la Z. Soy el principio y el Fin. ¡Soy el Inmortal, el Eterno!”. Un poquito después lo observaremos a El en Su personaje Séptuple, fíjense entonces lo que El es. “Yo soy el principio y el fin. Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el Último. Yo era antes de que hubiera un principio, después de que ya no haya nada más. Yo aun seré”, en otras palabras “¡El primero y el ultimo!”....Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pergamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea.”

 

147 078 Muy bien, la primera de todas las revelaciones es la Suprema Deidad de Jesucristo. Uno debe saber Quien es El cuando escucha la Voz. Muy bien, la misma Voz que sonó en el Monte Sinaí, la misma Voz que sonó en el Monte de la Transfiguración, la misma: “Uno como el Hijo del Hombre”. Ahora fíjense en este versículo que sigue. Muy bien: “Y me volví... (Ahora el capitulo 12). Vamos a dejar estas iglesias por un momento porque toda esta semana veremos estas iglesias, ¿Ven? Así que vamos a pasar sobre eso. Pero El dijo: “El...Yo voy a dirigirte para enviar este Mensaje que Yo te muestro”. ¿Quién es? “Soy el primero y el ultimo, Soy el Supremo. Soy el Todopoderoso. Y he venido para decirte que te estoy dando un Mensaje para siete iglesias. Yo quiero que tu lo escribas, prepáralo.” ¿Ven? “Y las siete iglesias que están en Asia”. Ahora, esas eran iglesias ahí entonces, con la naturaleza en ellas que representaba estas edades de la iglesia por venir.

 

Ahora, porqué hermano Branham nos diría que la verdad fundamental de Alfa y Omega es la más importante que nosotros deberíamos conocer. Ya hemos visto que esta verdad trata del mismo ser del Señor Jesucristo y de Quién El es verdaderamente. Y conociendo que El es el mismo ayer, hoy y para siempre, y como leímos en Malaquías 3: 6 Porque yo Jehová no cambio;Y como hermano Branham dijo, “no sabremos qué hacer con Su Voz si no reconocemos Quien verdaderamente es El.”

 

Así de esa manera, #1) Para entender el día y la hora en el que vivimos, y #2) Para poder reconocer qué se está haciendo en la hora en que vivimos, #3) Tenemos que conocerle a El. Y El se describió a Si Mismo a Juan en la Isla de Patmos con las palabras, “Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin.” Fíjense él no dijo que El era “de entre,” El dijo que El era el primero y el último.

 

LA OBRA MAESTRA 64-0705 170 El Alfa ha llegado a ser Omega. El primero se ha convertido en el último, y el último es el primero. La semilla que entró, ha pasado por un proceso y se ha convertido en Semilla otra vez. La semilla que cayó en el Huerto del Edén y murió allí, regresó (de aquella semilla imperfecta que murió allí) regresó a la Semilla perfecta- el Segundo Adán. La primera Eva que cayó y fue usada en la segunda reformación-segunda venida, como al dar a luz a un niño, ahora se ha convertido en la verdadera Novia otra vez, la Semilla de nuevo con la Palabra original. El Alfa y la Omega son lo mismo. El dijo: “Yo Soy Alfa y Omega”. El no dijo nada de entre los dos. “Yo Soy Alfa y Omega, el Primero y el Ultimo”. ¡Eso es! El primer Ministerio y el último ministerio son iguales. El primer Mensaje y el último Mensaje son la misma cosa. “Yo Soy...Yo estuve en Alfa; Yo estoy en Omega”. “Habrá un día en que no podrá ser llamado ni día ni noche, pero al tiempo del atardecer habrá Luz”. ¿Ven? Alfa y Omega; ha llegado a ser el primero y el último. Oh, vaya, hermanos, podríamos quedarnos horas en eso.

 

Otra vez fíjense cómo hermano Branham señala que El era el primero y el último, pero no de entre. El dijo, el Alfa ha llegado a ser Omega. Entonces él dijo que el primer Mensaje y el último Mensaje tienen que ser el mismo. Es por eso que Jesucristo es el mismo, ayer, hoy y para siempre. Y si el Mensaje es la Revelación de Jesucristo, entonces es la revelación de Quién es El, y si El hubo cambiado, entonces el primer y el último Mensaje tendrían que ser diferentes. También, esto nos permite conocer puesto que el primer y el último Mensaje es el mismo, y ese Mensaje fue una revelación de Quién estuvo en nuestro medio, entonces tenemos que saber ciertamente que el último Mensaje también tiene que ser una declaración de Aquel Quien está aquí. Y si El está aquí, entonces El tiene que hacer de la misma manera y hacer las mismas cosas que El hizo allí. De nuevo en la próxima cita oiremos al hermano Branham reafirmando este mismo pensamiento que tiene que repetirse en esta hora ese ministerio.

 

REINA DE SABÁ 61-0119E E-58 Ahora, ¿qué tipo de luz daría? Si esa fue la primera luz del sol que brilló en el pueblo oriental, el cual es el S-o-n (Son, en español significa tanto hijo como sol- Ed.) de Dios, y El hace las cosas que El hizo allí en ese día en Alfa, El hace la misma cosa en Omega.

 

Aquí, vemos que, hermano Branham nos dice eso, lo que Dios hizo en la primera edad tiene que repetir en la última. Ahora, ¿por qué Dios haría la misma cosa en la primera y en la última? Porque El es el Dios inmutable. El no puede cambiar. Entonces, si Dios no puede cambiar, lo que El hizo atrás, en la primera, El tiene que hacerlo de nuevo en el último.

 

Otro efesios… DIOS QUE ES RICO EN MISERICORDIA 65-0119 29 Ahora bien, si a muchos de Uds. les gusta apuntar las Escrituras lo que un Ministro lee… Y yo deseo que en esta noche, abran conmigo en Efesios. Y yo estaba hablando el domingo pasado sobre Efesios, como es que el Libro de Josué era el Libro del Antiguo Testamento. Y como es que era el Libro de la redención, y la redención tiene dos partes diferentes: “salir de” y “entra a.” Primero, uno tiene que salir. Algunas personas quieren traer el mundo acá con ellos, pero uno tiene que salir del mundo para entrar en Cristo. Uno tiene que salir de la incredulidad para entrar en fe. No puede haber ni una sola cosa que le estorbe a Ud. Para tener realmente fe genuina, uno tiene que dejar atrás absolutamente todo lo que es contrario a la Palabra de Dios, para entrar en fe. Entonces ese fue el Libro de Efesios del Antiguo Testamento: Josué. Donde, Moisés representó la ley, y no podía salvar a nadie, pero la gracia si podía, y aquí “Josué” es la misma palabra que Jesús, “Jehová-Salvador.” Y ahora entonces, hallamos que tenemos que llegar a otro Efesios, a otro Éfeso ahora. Donde es que, en nuestras denominaciones intelectuales, y tanta cosa, y todos nuestros programas educacionales, todo ha llegado a su Jordán, entonces tenemos que tener nuevamente un Efesios. Debemos tener un Éxodo, para “salir de” y para “entrar a”, para el Rapto.

 

UNA PARADOJA 65-0117 89 Pero se nos prometió, según Apocalipsis 10, y según Malaquías 4, y San Lucas 22: 17, y demás, que viene un Efesios a esto. Allí esta prometido, amigos. Allí tiene que venir un Efesios, que deben desplegar estos siete misterios de la Palabra de Dios. Y esto sucede en la edad de Laodicea. Yo creo que estamos--estamos allí. Yo creo que estamos en las sombras de la venida del Hijo de Dios. Y como Josué, justo antes que Efesios sea levantado, así hizo San Juan Bautista justo antes que Efesios sea levantado. Y se nos prometió otro, otro Efesios. Está predicho aquí en las Escrituras; por eso, yo pienso que estamos viviendo de nuevo en Efesios. De regreso otra vez a.... Se nos ha prometido lo que fue dejado fuera durante esas siete edades.

 

QUISIERAMOS VER A JESÚS 57-0516 E-11 Y ese ha sido mi tema a través de los años. Yo leí esa misma Escritura cuando yo estaba aquí antes. Y yo espero leerlo hasta que la muerte me tomará de la tierra. Porque, yo creo solemnemente con todo mi corazón, que Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y para siempre. El es llamado en la Biblia, “El Alfa y Omega; El que Era, Que es, y Vendrá.” Eso le hace a El, el mismo ayer, hoy, y para siempre. “El  que Era, El que Es, y vendrá,” el mismo. El no cambia. Nosotros cambiamos; el tiempo cambia; pero Dios no cambia.

 

PREGUNTAS Y RESPUESTAS 64-0823E 1021-119 Y Jesús no puede venir hasta que la Iglesia, un Cuerpo de creyentes y el Ministerio que El una vez dejó tendrán que ser el mismo como lo fue en aquel entonces para...Y luego, eso trae,... “Ellos sin nosotros no son perfeccionados”. Ellos tienen que tener este Ministerio para levantar a los luteranos, Wesleyanos, y todos aquellos a través sus edades.

 

La importancia entonces, del entendimiento de esta Verdad Fundamental de Alfa y Omega, es que si Dios ejecutó en una cierta manera o hizo una cierta cosa en el principio, entonces El tiene que repetir esa cierta manera o hacer esa misma cosa en el último. Y esta es la llave para entender el Ministerio del Hermano Branham y la identificación de la Columna de Fuego la cual vindicó ese ministerio así como El vindicó el del Apóstol Pablo.

 

ANGEL DEL SEÑOR 51-0502 E-17 Y estamos viviendo en la edad de Laodicea, la última edad. Y El estaba parado con Sus manos extendidas para mirar. Y allí, una mano como esto era Alfa, la otra como Omega. Como las luces salieron, hasta las edades oscuras y bajando; justo como ellos entran, así ellos salen, el mismo tipo de Iglesia, el mismo tipo señales, el mismo tipo de gente, Alfa y Omega.

 

Esta cita muestra la importancia del Ministerio Omega en esta hora. No sólo Dios ha  bajado de nuevo como El hizo en el principio, sino otra vez El se escondió en un velo de carne para ministrar como El hizo en el cuerpo de Su Hijo Unigénito. Y si el Ministerio de Jesús tenía un cierto efecto en los santos en ese día, entonces Su presencia tiene que tener una vez más el mismo efecto en la iglesia en este día.  

 

CRISTO FUERA DE LA PUERTA 58-0330E E-13 Y en este texto esta noche, se dirige a la edad de la iglesia de Laodicea, que es la última edad de la iglesia. Y si Ud. nota de acuerdo a las Escrituras... Esto no está de acuerdo con mucha gente teológica, y eso está bien; yo podría equivocarme. Muchas veces me equivoco, sin ninguna duda. Pero así como yo creo --que la última edad de la iglesia, estamos viviendo en él. Si Ud. nota cómo--cómo las edades de la iglesia vienen. Uno fue resplandeciente, el otro un poca luz, un poco más oscuro, luego mil quinientos años de edades oscuras, después Lutero, luego Wesley, luego Pentecostés. Y El estaba parado en medio de los siete candeleros de oro, que representaron las siete edades de la iglesia, con Sus manos extendidas, y mirando como Alfa y Omega, primero y último. El candelero más alto fue el más oscuro, por supuesto. Y en esta última edad de la iglesia, ha de recibir la misma luz que ellos tenían en el principio--alfa a omega. Pero la parte lastimosa, en las Escrituras que estamos aprendiendo aquí es que El dijo, “Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad… ” ¿Ven, la condición de la iglesia hoy?

 

EDAD DE LA IGLESIA DE FILADELFIA 60-1210 135 Ahora, eso es lo que El reveló en la primera edad de la iglesia. Ahora observen. Cuando Juan lo vio parado entre los siete candeleros de oro, El estaba parado con sus manos extendidas. Aquí esta el primer candelero, segundo, tercero, cuarto, quinto, sexto, séptimo, con Sus manos extendidas en la forma de cruz. El dijo, “Yo soy el Alfa y la Omega.” En otras palabras: “Yo seré Supremo en la primera, Yo seré Supremo en la última.” La Luz sale en el este y se pone en el oeste. Ha sido un tiempo tenebroso y oscuro, pero “habrá Luz en el tiempo de la tarde.” El mismo poder del Evangelio que salió aquí en una mano en el Este, ya ha brillado y ahora en la otra mano en el Oeste, “El Alfa y la Omega, Yo soy A y Yo soy Z.” ¡En Su mano! ¿Lo entienden?

 

Por lo tanto podemos ver la importancia del Ministerio Omega del Señor Jesucristo en esta última edad de la iglesia. El dijo que el ministerio que una vez El tuvo tiene que repetirse otra vez para levantar al muerto y la perfección de la Novia.

 

Y recuerde, hermano Branham dijo que la importancia de entender la verdad fundamental de Alfa y Omega es que podamos entender Quien es El. Y el propósito de eso es que podamos conocer Su Voz y reconocerle a El. ¿Y cómo podríamos reconocerle cuando viene si El fuese un Dios cambiante? Por tanto, es la naturaleza muy inmutable de Dios que nos permite reconocerlo cuando El viene. Como hermano Branham predicó, “Dios es identificado por Sus Características.”

 

LA SEÑAL 64-0208 235 Sólo piense, la gran venida del Espíritu Santo, identificando que Jesucristo esta vivo después de dos mil años. Ven, la misma naturaleza de El haciendo las mismas cosas como El prometió que sería hecho. Correcto.

 

GRAN GUERRERO JOSUÉ 55-0119 E-44. Y El está aquí esta noche, el gran Señor Jesucristo sobrenatural, el gran Yo Soy, el gran Alfa, Omega, el Principio y el Fin. ¿Por qué? La tierra nos pertenece a nosotros. “Todo el que viene a mí le daré Vida Eterna y yo le resucitaré en el día postrero.” Amén.

 

YA SALIDO EL SOL 65-0418M 45-3 El es Quien ha abierto esos Sellos; El es esos Sellos. Porque toda la Palabra de Dios es Cristo, y Cristo es los Sellos que fueron abiertos. Entonces, ¿Qué fue la apertura de esos Sellos? Fue la revelación de Jesucristo. Los mismos Siete Ángeles representan a las Siete Iglesias, Todo fue completado y nosotros ni lo podíamos entender. Fueron ellos quienes tomaron la fotografía; no fuimos nosotros. Y allí esta El parado, El Juez Supremo. Mostrando que El es el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin. ¡Que tremenda identificación! El Poder Vivificador en nosotros. El Poder vivificador nos permite que veamos Su venida.

 

¿CUÁL ES LA ATRACCIÓN EN EL MONTE? 65-0725E 142 El otro día parado allí voltee la fotografía hacia la derecha, y allí esta Jesús como era en las siete Edades de la Iglesia, con la cabellera blanca, mostrando Deidad Suprema. El es el Alfa y la Omega, El es el Primero y el Último. El es el Juez Supremo de toda la Eternidad, parado allí confirmando el Mensaje de esta hora. ¡Y habrá Luz en el tiempo de la tarde! ¿De qué se trata todo esto? ¿Qué fue?

 

DEVELANDO A DIOS 64-0614M 370 ¿Cuántos ven parado el Poderoso Conquistador, la Palabra hecha carne, develada ante nosotros, el Alfa, la Omega, El que Era, Que Es, y que Vendrá, la Raíz y el Linaje de David; El era el Hijo del hombre, el Hijo de Dios, el Hijo del hombre, y será Hijo de David? ¿Lo creen con todo sus corazones? Develándose a Si Mismo en cada edad, trayendo al creyente, velándose a Si Mismo en carne humana del incrédulo. El está escondido detrás de un velo. Dios romperá cada velo y nosotros le veremos como El es.

 

QUISIERAMOS VER A JESÚS 62-0627 E-106 Oh Dios del cielo, perdona nuestra incredulidad. Nosotros sabemos que sólo hay un pecado, el pecado de incredulidad. Y pueda el Espíritu Santo venir así en cada persona que ahora nadie más descree debido a la Presencia de Cristo esta noche, mostrando que El esta vivo después de dos mil años, la Palabra Misma parada aquí entre nosotros, en nosotros, haciendo Su Palabra manifiesta.

 

VOZ DE LA SEÑAL 64-0313 E-68 Ahora El está aquí. Ahora cada uno, en la manera que ora en su propia iglesia--si es Ud. mismo, clamoroso, quienquiera que sea. Ore por la persona que alzó sus manos, porque ellos están orando por usted. Y ahora, considere. Y en la Presencia del Mesías, el Cristo, Aquel que resucitó todavía vive después de dos mil años, ¿cómo podemos nosotros estar dormidos así en el espíritu? Eso tiene que colocar esta nación en fuego. Eso tiene que hacer que se arrepienta en tela de saco y cenizas. ¿Pero Ud. lo hace? No. Pero ustedes quienes esta buscando a El, y creen que El haría esto y guardar Su Palabra, a ustedes ahora se les da la promesa. Ponga sus manos en alguien y ore, mientras yo oro por ustedes desde aquí.  E-69 Señor Jesús, mucho se ha dicho, mucho se ha hecho. La Palabra que había sido prometida ha sido manifestada. El Mesías, el Cristo de Dios, está en Divina Presencia. Nosotros Lo sentimos. Nosotros Lo vemos. Sabemos que El prometió esto en los últimos días. “Como fue en los días de Sodoma, así será cuando el Hijo del hombre sea revelada.” Entonces sabemos que vemos el fuego en los cielos, las bombas atómicas. Vemos el gusano comiendo las naciones. Las naciones cayendo. Vemos que Israel esta en su patria. Se ha cumplido cada señal que se ha prometido. La próxima cosa es la promesa de la venida del Hijo. Oh Dios Eterno, en la Presencia de Jesucristo, el gran Espíritu Santo que está aquí ahora, confirmando que El está aquí, oyendo la oración de éste pueblo. Oyendo a estos cristianos, que cuando yo les deje ellos no dirán que Hermano Branham hizo esto. Alguien más que no supo poner sus manos sobre ellos y fueran sanadas. Pero Tú prometiste que la voz tenía una señal de eso. Y puedan ellos ser sanados, así yo los entrego a Ti en el Nombre del Señor Jesús.

 

LA REINA DEL SUR 60-1127E E-46 La Biblia dijo que ellos tendrían una señal. ¿Qué tipo de señal sería? La señal de la resurrección. Aleluya. Lo tenemos. Amén. Está aquí ahora. Jesucristo ha sido levantado de los muertos, y está vivo después de dos mil años, mostrándose a Si Mismo entre nosotros.

 

DEJANDO ESCAPAR LA PRESIÓN 62-0609E E-60 Nosotros sabemos que Tú mantienes Tu promesa, Señor. Y yo pido que Tú vindiques Tu Presencia esta noche. Y te pedimos, Padre, concede las mismas cosas que sucedan aquí esta noche ante el pueblo, como Tú lo hiciste antes de Tu crucifixión. Que ellos puedan conocer que después de dos mil años Jesús no es viejo ni un día más; El es el mismo Cristo que siempre fue. El nunca puede fallar o nunca puede cambiar.

 

REDENCIÓN POR PODER 54-0329 3 No hubo Uno como El en la tierra, ni lo habrá. El era Emmanuel. El era el Alfa, la Omega, el Principio y el Fin, El que era, que es, y vendrá, la Raíz y Vástago de David; la Estrella de la Mañana. En El habitaba la Deidad. Y en El estaba Dios. “Dios estaba en Su Hijo, en Cristo, reconciliando el mundo a Si Mismo.” Jesús dijo, “no soy yo el que hace las obras, sino Mi Padre que mora en mí. Mi Padre y yo somos Uno,” Dios hecho manifiesto en carne. Que maravillosa revelación del amor de Dios para nosotros, El se desplegaría a Si Mismo y bajar y morar en carne humana para quitar el pecado y la enfermedad de la raza humana y redimirnos de regreso al Padre. No es esto maravilloso, ¿no es así? [La Congregación dice, “Amén.”- Ed.] Seguro nosotros apreciamos eso.

 

P & R IMAGEN DE LA BESTIA 54-0515 195-291 El es el Alfa, y la Omega, el Principio y el Fin, la Raíz y Vástago de David, la Estrella resplandeciente de la Mañana, Padre, Hijo, Espíritu Santo. “En El moró la Plenitud de la Deidad corporal,” dijo la Biblia. La Plenitud de Dios estaba en El.

 

CAPITULO 5 Y 6 DE LOS HEBREOS 57-0908M 170-32 Pero antes que Pablo aceptara esta experiencia, sabiendo que el Ángel del Señor era la Columna de Fuego, la cual era Cristo. El… bueno, El era el Ángel del Pacto, el cual era Cristo. Moisés pensó mejor que… escogió más bien sufrir las aflicciones con el pueblo de Cristo, y ser guiado por Cristo, que todos los tesoros de Egipto. El Siguió a Cristo, el cual estaba en la forma de la Columna de Fuego. Entonces Cristo dijo: “Yo vine de Dios (cuando El estaba aquí en la tierra); y regreso a Dios.” Después de Su muerte, sepultura, y resurrección, está sentado con su cuerpo glorificado a la diestra de la Majestad para hacer intercesión, Pablo lo vio como la Columna de Fuego otra vez, una Luz que casi lo hizo perder sus ojos, lo segó. Pedro lo vio entrar en la cárcel como una Luz, y abrió las puertas delante mientras él salió. Nos dimos cuenta que El era el Alfa y la Omega, el Primero y el Último. Y aquí El está con nosotros hoy, haciendo las mismas cosas que El hizo entonces, haciéndose El Mismo visible a nosotros, mostrándoselo al mundo científico. 171-36 ¡Oh, en esta gran hora de oscuridad y caos sobre la tierra, deberíamos de ser la gente más feliz en toda la tierra, regocijarnos al saber...! Todo el tiempo, cuando la gente está adoctrinada, y toda clase de ismos y cosas en la tierra... Y si embargo, hoy el verdadero Dios viviente por Su Palabra y por Su evidencia visible nos muestra que El está aquí con nosotros, obrando, moviéndose, viviendo, actuando exactamente como El siempre lo hizo. ¡Que gente tan privilegiada somos de tener esto! Deberíamos... La Biblia dice entonces en el capítulo 2, “Que con más diligencia atendamos a estas cosas. Porqué, ¿cómo nosotros escaparemos si descuidamos una salvación tan grande? debemos sostener rápido estas cosas. Por qué ¿cómo podremos escapar si abandonamos tan grande salvación?

 

¿QUÉ OYES TU ELIAS? 59-0412E E-81 ¿Cuantos pudieron casi ver la Presencia del Señor Jesús estar parado allí mirando sobre Su público? El gran Jehová Dios, el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin, el Primero y el Último, el mismo ayer, hoy, y para siempre, El es Dios.

 

LA LANGOSTA, ORUGA, REVOLTÓN 59-0823 138 Hay un Dios. Hay solo Uno. Es Jehová Dios, el Gran Yo Soy; el Alfa, la Omega, el Principio y el Fin.

 

APOCALIPSIS CAPITULO UNO 60-1204M 183 Ahora, Dios en el principio fue el Gran Jehová que vivió en una Columna de Fuego, la cual colgaba sobre Israel y los guiaba. Ese era Dios, el Ángel del Pacto. Descendió sobre el Monte y todo el Monte se encendió; fuego salió del Monte y escribió los Diez Mandamientos. El fue llamado “la Paternidad de Dios”, para Sus criaturas, Su pueblo y raza escogida, los Judíos. Entonces ese mismo Dios fue manifestado en un cuerpo nacido de una virgen, el cual El creó en la matriz de Maria. Y vivió y habitó y tendió Su tienda (como diríamos) entre seres humanos. Y ese mismo Dios fue hecho carne y habitó entre nosotros, la Biblia lo dijo: “Dios estaba en Cristo”. El cuerpo fue Jesús. Jesús, en El habitó la Plenitud de la Deidad corporalmente. Ahora, no lo pueden hacer tres personas. No bautice Ud. para tres dioses, hay Un Solo Dios, ¿Ven? Un Dios. Ahora, este mismo Dios fue hecho carne. El dijo: “Yo vine de Dios y Yo voy a Dios”. Después que El hubo desaparecido de la tierra (por Su muerte, sepultura, y resurrección y ascensión) Pablo lo encontró cuando iba rumbo a Damasco (cuando todavía era llamado “Saulo”) Y una Voz vino y dijo: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?”. El dijo: “¿Quién eres Tu?”. El dijo: “Yo soy Jesús”. Y El era una Columna de Fuego, una Luz que cegó los ojos del apóstol ¡El había vuelto! El mismo Jesús se había vuelto en Dios el Padre nuevamente. Por eso es que El dijo aquí: “¡Yo Soy el Todopoderoso!”, la misma forma que tenía antes de que fuera hecho carne. Y Su cuerpo en el cual vivía, llamado Jesús, el Hombre que nosotros conocemos, Jesús...

 

QUISIERAMOS VER A JESÚS 62-0627 E-106 Oh Dios del cielo, perdona nuestra incredulidad. Nosotros sabemos que sólo hay un pecado, el pecado de incredulidad. Y pueda el Espíritu Santo venir así en cada persona que ahora nadie más descree debido a la Presencia de Cristo esta noche, mostrando que El esta vivo después de dos mil años, la Palabra Misma parada aquí entre nosotros, en nosotros, haciendo Su Palabra manifiesta.

 

PERSEVERANTE 62-0719E E-99 Permítenos verte, Señor. Un día después de la resurrección, Cleofás y su amigo estaban en el camino a Emmaús. Y hablaron con El todo el día, y ellos no lo supieron. Pero mas tarde, El entró al cuarto con ellos, y cerraron las puertas. Y entonces El hizo algo sólo en la manera que El lo hacía antes de Su crucifixión, y ellos supieron que ningún otro lo hacía de esa manera, y ellos supieron que era El. Así que ellos se dieron prisa regresaron y dijeron a las personas, después de que El desapareció fuera de sus vistas, que verdaderamente el Señor ha resucitado. Dios Padre, nosotros estamos poniendo de lado nuestra tarea del día. Estamos aquí esta noche. El aposento está cerrado. Ven, Señor. Haz algo entre nosotros esta noche como Tu hiciste antes de Tu crucifixión, que nosotros volvamos a lo largo del camino diciendo, “no ardía nuestros corazones dentro de nosotros cuando El habló a nosotros a lo largo del camino.” Concédelo, Señor. Una Palabra Tuya confirmará todo lo que he dicho. Y si yo he dicho la verdad... Yo sé, Señor, Tú sólo confirmarás la verdad. Tú no tienes que ver con mentiras y errores. Tú sólo confirmas la verdad. Ahora, Padre, yo oro que Tu confirmarás qué lo que ha sido dicho es la verdad. Me encomiendo a Ti con Tu Palabra, con Tu congregación de personas, y su fe que han aumentado. En el Nombre de Jesucristo, oramos que Tú te moverás sobre la escena ahora, y probarás estar con nosotros después de dos mil años. Ellos... No hay nada de muerte para El. El está vivo, siempre. Concédelo, Padre, en el Nombre de Jesús. Amén.

 

PRESENCIA DE DIOS NO RECONOCIDA 64-0618 138 “Una mala y adúltera generación ambicionará una señal, fíjense, y ellos recibirán una señal.” ¿Cuál? Esta generación. “Porque  como Jonás estaba en el vientre de la ballena tres días y tres noches, así el Hijo del hombre estará en el corazón de la tierra tres días y tres noches.” ¿Qué señal recibe esa mala y adúltera generación? La señal de la resurrección. Y hoy, después de dos mil años, todavía vemos a Jesucristo en el poder de Su resurrección, tomando lugar entre nosotros, haciendo las cosas que hizo entonces y prometió hacer. “Una mala y adúltera generación ambicionará una señal, siempre queriendo una muestra, y si Ud. puede hacer esto y esto, ellos lo harán, la señal de la resurrección.” El es el mismo ayer, hoy, y para siempre, la Palabra hecha manifiesta morando entre nosotros. Cómo debemos de agradecer a Dios por Su gran señal.

 

EL PATRIARCA ABRAHAM 64-0207 66 Después de dos mil años que han pasado, dos mil años, y todavía El esta aquí entre nosotros, el Poderoso Conquistador que rasgó el velo en dos, que llevó toda enfermedad, todo malestar, todo sobre Si mismo, y llevó nuestras dolencias a la cruz, y nuestras enfermedades y nuestros malestares, y triunfó sobre ellos y se levantó para nuestra justificación, y permanece vivo después de dos mil años, para manifestarse como un Jesucristo que vive entre la Simiente Real de Abraham, quienes son los herederos de todas las cosas. ¡Oh Señor! ¡La promesa de la Palabra es para aquellos que pasan por la prueba! Si Ud. puede creer la Palabra, entonces Ud. también es la Simiente de Abraham. Así es como Ud. llega a Ella.

 

MAS GRANDE QUE SALOMON ESTÁ AQUÍ 63-0628E 151 Y entonces después de dos mil años de predicar el Evangelio, y el Espíritu Santo vertiendo en estos últimos días, en el pueblo, los dones del Espíritu Santo, y prometió que ese gran discernimiento volvería en la iglesia de nuevo, lo qué haría a esta generación cuando El está parado allí, después de más de dos mil años de predicar el Evangelio en estos últimos días ver dones, no dones, sino dones del Espíritu Santo. Ella rindió su vida a Cristo. ¿Por qué?    152 Yo tengo que cerrar, porque que yo.... Quiero--quiero orar por ustedes. Amigos... Ella... Ellos dijeron, “Muéstranos una señal. Nosotros queremos....” Ese es el problema con los Pentecostales. Ellos están buscando algo, y uno de estos días va a ser demasiado lejos; pasará por ustedes, y Ud. no lo sabrá. Recuerde, en los días de Elías, ellos no lo supieron. En los días de San Juan Bautista, ellos no lo supieron. Y El estaba hablando en las Escrituras que sería, “Yo envío Mi mensajero antes de Mi para preparar el camino.” e igual los discípulos vinieron a El, diciendo, “¿Por qué debe Elías venir?” El dijo, “ya vino y Uds. no lo supieron.”

 

MAS GRANDE QUE SALOMON ESTÁ AQUÍ 62-0628 E-35 Las luces de la tarde brillan, y ellos--esta generación recibe la señal de Jonás, el Cristo que pensaron se habían librado. La iglesia crucificó a Cristo hace dos hace mil años, y ellos no podían matarlo más. El dijo, “Yo vivo para siempre.” Y aquí El está después de dos mil años entre Su pueblo, mostrándose a Si Mismo, con las mismas cosas que el hizo atrás El esta haciéndolo aquí de nuevo. Dos mil años han pasado. El está vivo para siempre, y El tiene las llaves de la muerte y el infierno. Amén.

 

SEÑORES QUISIERAMOS VER A JESÚS 64-0304 160 ¿ahora Ud. cree? Sólo tenga fe. Bien. Eso, Ud. sabe, yo no supe... Venga, hermana. Yo no la conozco. Somos extraños el uno al otro, supongo. Si es correcto, así el público puede ver que somos extraños. ¿Ve? Si el... Esto es sólo como cuando nuestro Señor encontró una mujer un día. Y aquí encontramos eso de nuevo; encontramos después de dos mil años en Su promesa, y aquí esta un hombre y una mujer encontrándose en la misma manera. Yo nunca la he visto en mi vida. Yo supongo que nosotros somos extraños, pero Dios nos conoce a ambos. Ahora, si el Espíritu Santo, Cristo aquí y en usted, revelará lo que está de pie aquí, o algo sobre usted, ¿se entusiasmaría como esa mujer hizo en ese día?

 

La advertencia que recibimos con esta verdad fundamental es que como el ministerio del Alfa fue a la iglesia, así Cristo repetiría ese ministerio en el Omega o a la iglesia del tiempo del fin. Sin embargo, con ese ministerio también viene juicio. Y como la iglesia empezó en el Alfa, así ella acabaría en el Omega.

 

74-41 LA EDAD DE EFESO- LIBRO EDADES DE LA IGLESIA CPT 3 El mismo nombre Éfeso, tiene un extraño sentido compuesto: “apuntando a” y “descansando”. Los anhelos elevados de esta edad que habían empezado con la plenitud del Espíritu (la profundidad de Dios) por medio de la cual estaban prosiguiendo a la soberana vocación de Dios, comenzaron a dar lugar a una actitud menos vigilante. Una moderada dedicación a Jesucristo empezó a manifestarse como un pronóstico de que en las edades futuras el vehículo físico conocido como la iglesia se hundiría hasta la horrorosa “profundidad de Satanás”. Había llegado a un nivel de despreocupación y se estaba dejando llevar por la corriente. La edad ya se estaba recayendo. Ya había dejado su primer amor. Esa pequeña simiente sembrada en la edad de Éfeso algún día crecería en el espíritu de error hasta que toda ave inmunda del aire vendría a reposar en sus ramas. Aquella planta pequeña aparecería tan inofensiva al razonamiento humano de la nueva Eva (la Iglesia Nueva) que ella sería engañada de nuevo por Satanás. La edad de Éfeso le había presentado a ella la oportunidad para obtener lo mejor de Dios, y por un tiempo ella prevaleció, pero luego descansó, y en aquel momento de descuido, Satanás sembró su simiente de ruina completa.

 

88-2 LA EDAD DE EFESO – LIBRO EDADES DE LA IGLESIA CPT 3 El deseo ferviente de honrar a Dios, la pasión de conocer Su Palabra, el lloro de avanzar mas en el Espíritu, todo eso empieza a decaer, y en vez de que aquella iglesia este ardiendo con el fuego de Dios, se ha enfriado y se ha hecho un poco formal. Eso es lo que estaba sucediendo allá con los Efesios. Estaban llegando a ser un poco formales. El rendimiento completo a Dios estaba decayendo y la gente no tenia cuidado de lo que Dios pensaba a medida que comenzaron a tomar en cuenta lo que el mundo pensaba acerca de ellos. La segunda generación era igual a Israel. Ellos pidieron un rey para ser igual a las demás naciones. Cuando hicieron eso, rechazaron a Dios. Pero de todos modos lo hicieron. Esa es la historia de la iglesia. Cuando ella piensa más en ajustarse con el mundo que en vez de ajustarse con Dios, no tardará mucho tiempo para que Ud. comience a ver que dejan de hacer las cosas que hacían y empiezan a hacer cosas que no hicieron originalmente. Cambian su modo de vestir, sus actitudes y su comportamiento. Llegar a ser flojos. Eso es lo quiere decir Éfeso: “descansado y desatado”.

 

RECUERDE, ELLOS DEJARON SU PRIMER AMOR. ¿UD. HA GUARDADO EL SUYO? ¿O está su corazón puesto en llamas por la Palabra de Dios y Su Presencia? ¿Está preparado para el Rapto?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Traducido por Hno. Mario Nina Q. Mayo de 2005 – La Paz Bolivia

E mail: marionina357@yahoo.com